Pensaba en titular este post “una agenda para la paz”, pero creo que es mucho más acertado hablar de “agendas”

Hace unos meses escribía sobre la importancia de que los diferentes agentes implicados fueramos “consistentes para la paz“. Sin duda estamos en unos momentos en los que se requiere dibujar caminos, completar nuestras agendas con cuestiones varias:

  • el reconocimiento y la reparación del daño causado (memoria, verdad y justicia)
  • el compromiso de que no se volverá a repetir,
  • los relatos sobre lo sucedido,
  • la paz y la normalización política,
  • la reconciliación social y la convivencia futura.

No debemos de dejar todas estas cuestiones exclusivamente en manos de gobiernos, partidos políticos y medios de comunicación, desde la ciudadanía y agentes sociales tenemos mucho que decir y aportar.

Está en nuestras manos, en nuestras agendas, sentar los cimientos para que las futuras generaciones puedan echar la vista atrás y reconocer con dignidad estas páginas dolorosas de nuestra historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s