Un camino iniciado por Gesto por la Paz…culminado por Lokarri…eskerrik asko!!!

Lo que aquel 21 de octubre de 2011 escribía, hoy cobra pleno sentido. Eskerrik asko Lokarri!!!!

Construyendo puentes

Varios movimientos como Bakearen etxea, el MOC, personas objetoras e insumisas, la Asamblea Noviolencia de Euskadi, Artesanos de Paz, parroquias y cristianos de base…iniciaron un camino que, junto a la sociedad vasca, han materializado instituciones y movimientos sociales:

Gesto por la Paz (1986)

Gesto por la Paz

Elkarri (1992)

Elkarri

Lokarri(2006)

Lokarri

Sin vuestro existencia, trabajo y compromiso…no estaríamos disfrutando de este momento. Ya era hora de vivir en paz.

El camino que habéis trazado tiene un valor incalculable y la aportación que habéis realizado a esta sociedad ha sido inmensa. Nunca lo habéis tenido fácil, pero habéis llevado como bandera los valores supremos de la vida y los derechos humanos para todas las personas con tenacidad e insistencialismo.

No hay duda que este es un final, pero sobre todo es el inicio de un camino, una nueva situación que nos permite abordar las paces, el reconocimiento y la reparación del daño causado, los procesos, el futuro, la convivencia…

Ver la entrada original 26 palabras más

Amigas y amigos, os pido vuestro apoyo al derecho a decidir

Malgrat tot

Hace un año os escribí esta carta.

Me sentía inquieto por algunas de las interpretaciones que circulaban y quise compartir con vosotras y vosotros mis impresiones al respecto ¿Un resumen? El independentismo ha crecido tanto en Cataluña porque muchos catalanes y catalanas han terminado por asumir, algunos con ilusión, otros con tristeza, que en el Estado español no cabe la Cataluña que la mayoría de sus ciudadanos quieren y desean. Y sienten que no cabe porque así se lo comunican, de forma insistente y recurrente, desde el poder político, económico y mediático. Recabar la opinión de la gente parecía, parece, algo fundamental para saber dónde estamos y hacia dónde debemos dirigirnos. Y terminaba la carta mostrando la plena confianza –y, en cualquier caso, mi determinación- de que, pase lo que pase, los lazos de amistad, relación y complicidad se mantendrán. Y si la evolución política no iba a afectar…

Ver la entrada original 662 palabras más

Bakeaz Blai: Programa Pedagógico con Víctimas Educadoras (Bakeaz Blai: Pegagogic Program with Victims as Educators)

Este programa pedagógico es una experiencia piloto realizada con un grupo de personas jóvenes del País Vasco que contó con la participación de víctimas educadoras. Ha tenido como pretensión generar espacios de acogida y empatía e incorporar herramientas para la mejora de la convivencia cotidiana, sobre los pilares de la educación para la paz y los derechos humanos.
Este programa se ha desarrollado en el marco de un entorno pedagógico protector y alejado de los focos de la confrontación partidaria.Bakeaz blai ha aprovechado el recurso pedagógico que supone el potencial constructor de paz de las víctimas educadoras, así como la transformación del dolor de una pérdida en la búsqueda y compromiso con la justicia social. Por otro lado, esta experiencia ha posibilitado hablar de la violencia en nuestra tierra y sus consecuencias. En definitiva, ha tocado la herida para ayudar a cerrarla.
English Abstract: This pedagogic programme is a pilot experiment performed with a group of young people who counted on the collaboration of educator-victims. The goal was to create welcoming spaces full of empathy and also to incorporate tools to improve daily coexistence; all settled on the pillars of education for peace and human rights. This programme has been developed in the framework of a protective pedagogic environment and far from the confrontation of the political parties.

Bakeaz blai took advantage of the pedagogic resource that means the peace building potential of educator-victims as well as the transformation of the pain of a loss in the search and compromise with social justice. On the other side, this experience made possible to talk about violence and its consequences in our land. In conclusion, it touched the wound to help healing it.

Note: Downloadable document is in Spanish. http://ssrn.com/abstract=2368140

Number of Pages in PDF File: 25

Keywords: Educator-victims, politically motivated violence, terrorism, human rights, education, Víctimas educadoras, violencia de motivación política, terrorismo, derechos humanos, educación

Accepted Paper Series


Ruiz, Gorka and Salazar, Rocío, Bakeaz Blai: Programa Pedagógico con Víctimas Educadoras (Bakeaz Blai: Pegagogic Program with Victims as Educators) (December 16, 2013).

Oñati Socio-Legal Series, Vol. 4, No. 3, 2014. Available at SSRN: http://ssrn.com/abstract=2368140

 

POLIFONÍA ABIERTA. Voces que incorporan a la sociedad civil en la búsqueda de la paz

En homenaje a Ricardo Calle y al trabajado desarrollado por Ahimsa Lan Taldea, departamento de educación y noviolencia de la Fundación EDE, 1983 – 2006.


Nos sentimos felices de poderos presentar hoy POLIFONÍA ABIERTA. Voces que incorporan a la sociedad civil en la búsqueda de la paz. Se trata de una publicación fruto del trabajo y la generosidad de muchas personas. El proceso empezó allá por el 2006 como un sueño, de quienes creamos y somos parte de Iniciativas de Cooperación y Desarrollo, al que se han ido sumando voces y manos que han hecho posible el proceso y el proyecto que se plasman en esta publicación.

Las participantes son personas y organizaciones con experiencias de base que es fundamental visibilizar. Su historia y su reflexión sobre la misma son referente real y práctico, pues muestran diferentes claves para la construcción de paz, la (re)construcción de los tejidos sociales y para que la sociedad civil sea protagonista activa. Son voces generosas que trascienden el pudor de hablar de lo propio unas con otras, para aprender y para regalar su diversidad.

POLIFONÍA ABIERTA tiene varias partes y su lectura puede ser a medida de quien se acerque, escogiendo entre la heterogeneidad de su contenido lo que más pueda interesar, resonar, responder a lo que busca: el capítulo de las cuatro sistematizaciones, en las que sus protagonistas narran con profundidad e intimidad su recorrido y reflexión desde la experiencia privada a lo público; la crónica de Partekatuz como un encuentro de personas con ganas de conocerse, escucharse y aprender; o la Opera Aperta en la que las voces se suceden en diálogo, al alcance de quien quiera seguir dándoles vida.

Lo que se recoge en POLIFONÍA ABIERTA pasó, es un documento histórico. Os animamos a su lectura en presente y en futuro. Así, este proceso lejos de cerrarse en sí mismo, nace para seguir vivo.

Para encontrarnos y poderlo compartir en persona hemos organizado la presentación pública de POLIFONÍA ABIERTA para el día 24 de junio,martes, en la Ganbara del Centro Cívico de La Bolsa, de 19.00 a 21.00 h. Más adelante os comentaremos el programa concreto.

Podéis descargaros en el siguiente enlace el documento POLIFONIA ABIERTA Voces que incorporan a la sociedad civil en la búsqueda de la paz.

Nos encantará que lo leáis, que lo difundáis, que lo utilicéis en todo en parte… que nos contéis qué os parece, sugerencias, propuestas…

Os esperamos el 24 de junio.

Un gran abrazo y salud.

Vencedoras y vencidas

Foto gesto x gorka
Miembros de Gesto por la Paz reclaman en 1996 en la playa de Zarautz, custodiados por la Ertzaintza ante la amenaza de una concentración contraprogramada por grupos abertzales, la liberación del funcionario de prisiones secuestrado por ETA José Antonio Ortega Lara. Foto: Luis Alberto García (El País)

Al contemplar esta imagen, son varios los retos que se plantean necesarios superar para reconstruir el tejido social y la convivencia en el País Vasco.

Un país en el que hemos sido capaces de vivir de manera cotidiana con la escena en la que unas personas reclamaban la libertad de un secuestrado y se veían enfrentadas a otras personas que reclamaban la libertad de Euskal Herria. Y en medio, la Ertzaintza, la policía autonómica garantizando la libertad de expresión y manifestación. Una imagen que simboliza la esquizofrenia en estado puro.

Un año antes, en mayo de 1995, la Ertzaintza cargaba brutalmente contra los familiares de Lasa y Zabala cuando intentaban hacerse cargo de los féretros de los dos jóvenes asesinados hacía 12 años por los GAL. Otra imagen dolorosa y dantesca.

Para poder dar lugar a estas realidades vividas, necesitamos que algunas ideas resulten vencedoras y otras vencidas.

A razón del conflicto político e identitario, que continúa hoy en las sociedades vasca y española, se ha matado, extorsionado, secuestrado, coaccionado, torturado… En nombre del pueblo vasco, del pueblo español y en nombre de la democracia. Estas razones y realidades explican lo sucedido pero no son argumento suficiente para justificar la existencia e inevitabilidad del uso de la violencia. Algunas personas y colectivos decidieron no utilizarla. Son el mejor ejemplo de que era posible hacerlo de otra manera.

No fueron tantas las personas que entendieron que la violencia era un sinsentido, que no tenía justificación posible. Menos aún las que se posicionaron públicamente frente a ella. Esta realidad fue minoritaria. De modo mayoritario nos dejamos llevar por la corriente del “algo habrá hecho”, “le va en el sueldo” o “si se ha metido ahí, que se atenga a las consecuencias”.

Otras decidimos situarnos en un lugar que considerábamos “neutral”, a medio camino entre las partes protagonistas principales de toda esta historia. Ahora muchos sentimos que nos equivocamos. Quisimos ser espectadores, probablemente para no ser atrapados por la violencia y sentirnos así, salvados. El miedo, la vergüenza y la culpa son algunos de los pilares que sustentaron aquella sinrazón. Fue un error y un horror. Fueron muchos los errores que cometimos y los horrores en los que participamos.

Ahora nos encontramos en otro momento, en un tiempo nuevo. Un tiempo de oportunidad y esperanza para construir un futuro, un presente, en el que le demos lugar a todo aquello. En estos años tenemos una ocasión de oro, para poder mirar juntos hacia atrás y reconocernos en nuestras propias historias de presencia y ausencia.

Necesitamos que resulten vencidas las actitudes que buscan justificar la violencia y el terror, la deshumanización y falta de empatía hacia el dolor ajeno. Necesitamos superar el silencio y la parálisis social que hemos aprendido a lo largo de estos años. Necesitamos desterrar la utilización partidaria del sufrimiento y el corporativismo sobre los derechos humanos.

Anhelamos que las ideas vencedoras sean la vida y la dignidad de las personas frente a cualquier lucha o reivindicación. Que ante la existencia de un conflicto político el uso de la violencia sea radicalmente descartado. Que las personas, organizaciones e instituciones de este país trabajemos por la garantía de derechos para todas las personas. Que garanticemos el reconocimiento social a las personas que han sufrido de manera más directa la violencia, las víctimas, y que miremos de frente los sufrimientos injustos y las vulneraciones producidas. Son senderos por los que debemos transitar para construir un futuro de convivencia sobre unas bases mínimas de dignidad, personal y social.

Un horizonte que se concreta en una sociedad conciliada y reconciliada con nuestro pasado reciente. Una sociedad capaz de reconocerse y responsabilizarse del dolor causado, de sentir el dolor de “los otros”. Una sociedad preparada y dispuesta a pedir perdón por los errores cometidos.

Y sí, necesitamos el perdón. Un perdón que nace de las entrañas de la persona, y su efecto transciende de la esfera de lo personal, proyectándose socialmente cual onda expansiva de humanidad. Lo necesitamos para cuidar nuestras heridas con la fuerza sanadora y reparadora de quien lo pide. Para sentir y compartir la liberación de quienes lo otorgan.

Evocando a Eduardo Galeano, tenemos el reto de construir una memoria social para que dentro de 20 o 30 años… “cuando miremos la cicatriz, y recordemos, no nos duela”.

Gorka Ruiz y Rocío Salazar, Bakeola (Centro para la mediación y regulación de conflictos de EDE taldea)


Paz en construcciónUn espacio de reflexión y debate sobre la necesidad de generar condiciones de paz en un mundo azotado por la violencia y la injusticia. El blog será coral, nutrido por colaboraciones de varias personas vinculadas a los centros de investigación, ONG y movimientos sociales por la paz de todo el Estado.

Hoy cierro una etapa

Dejo la presidencia del Foro de Asociaciones de Educación en DDHH y por la Paz de Euskadi tras 7 intensos años de trabajo en el seno de su Junta Directiva. Recuerdo aquellos intentos previos de conformación con Nelida Zaitegi y Susana Harillo, que gracias a su impulso y el de Jon Mirena Landa, cuajaron en marzo de 2007 con el nacimiento del Foro.Desde entonces hasta hoy han sido muchas relaciones, personas, proyectos, organizaciones, experiencias, emociones intensas, maduración, errores y aprendizajes.

Siento pena, alegría y gratitud. Pena por dejar algo que siento que forma parte de mí. Alegría por lo realizado y por la nueva etapa que se abre. Gratitud por lo vivido, aprendido y disfrutado.

Me siento agradecido especialmente a María Oianguren Idigoras, presidenta del Foro en la primera etapa, Jose Antonio Dorronsoro, que será presidente a partir de hoy y a Maider Martiarena compañera que representará a Bakeola en la nueva Junta Directiva.

Ultreia!

 

In memoriam

Construyendo puentes

Recuerdo que era un jueves y bajaba hacia el puente colgante…para dinamizar una sesión con alumnado de Lamiako Eskola…

Ese jueves fue un día empañado en el horror, las dudas, la vergüenza…y el fin de semana viajaba a Madrid a la Asamblea del CJE…un fin de semana aislado de lo que ocurría en el exterior…de las polémicas, las mentiras y difamaciones varias…y de las elecciones generales.

Cuatro años despues tuvimos la suerte de conocer en persona a Jesús, Pilar, María, Isabel…y trabajar con ellos en la Exposición Trazos y Puntadas para el Recuerdo: una ventana de paz en Euskadi…una experiencia que nos ha dejado una preciosa huella a todas las personas que participamos.

El mes de diciembre compartimos mesa con Isabel Casanova en el Foro Mundial de Educación para la Paz en Santiago de Compostela. Jordi Armadans resume en su blog lo vivido en Santiago…. (mil gracias por la crónica…

Ver la entrada original 80 palabras más

Es la hora de la política y la sociedad civil

Ya vale. Que ETA quiera ocupar el espacio es normal, que lo ocupe ya no lo es tanto, y que se le deje ocuparlo, eso sí que no.

Con todo el respeto a quienes están empujando para que el final de ETA y su acción terrorista sea definitivo , creo que es momento de poner los focos sobre quienes tenemos responsabilidad sobre el presente y el futuro de nuestras vidas: la política y la sociedad civil.

De ETA no espero nada, tan sólo que desaparezca de nuestras vidas. No considero que sea un agente e interlocutor legitimado para establecer la agenda, ni los pasos del camino que tenemos que recorrer como sociedad.

De los partidos políticos, las instituciones públicas y de la sociedad civil sí que espero cosas. Espero…

  • Que los partidos políticos tomen las riendas del proceso, en el País Vasco y en España. Verdad, justicia, reparación y compromiso de no repetición. Abordaje integral de la violencia, todas sus consecuencias (víctimas, vulneraciones, sufrimientos, etc.)  y el conflicto político-identitario no resuelto.
  • Que las instituciones públicas (Gobierno de España, Gobierno Vasco, Diputaciones y Ayuntamientos) se pongan manos a la obra para responder a las necesidades de reconstrucción del tejido social que ha provocado el conflicto político y la violencia a lo largo de estos años. Políticas públicas que den soporte al trabajo y acuerdo de los partidos políticos y sus cargos electos, que para eso les hemos legitimado democráticamente.
  • Que la sociedad civil nos activemos para hablar de lo que hemos vivido y protagonizado, que nos reconozcamos y reconozcamos al “otro” en esta etapa negra de nuestra historia… y que construyamos un “nunca más” sobre unas bases sólidas. Memoria social y convivencia.
Red de iniciativas de paz desde la base (Colombia)
Red de iniciativas de paz desde la base (Colombia)

Despertemos de esta “ensoñación” en la que está envuelto “el conflicto y el proceso de paz”. Hagamos un auténtico proceso de paz, desde la base.