Las víctimas vascas del holocausto nazi

Durante la Guerra Civil y la dictadura que la siguió,  miles de personas siguieron el camino del exilio. Hombres y mujeres que cruzaron la frontera a territorio francés huyendo de la Guerra Civil Española y de las represalias de la recién instaurada dictadura franquista y que continuaron luchando por la libertad desde las filas de la Resistencia francesa y desde otros frentes de guerra de la Europa ocupada por el fascismo.

Sin embargo, miles de estos exiliados –entre ellos casi 200 vascos- fueron enviados a los campos de concentración nazis dejando atrás una familia y una patria que, en la mayoría de los casos, jamás volverían a ver. Además, los y las familiares que se quedaron en una Euskadi reprimida por el régimen franquista sufrieron la ley del silencio y buena parte no conocieron el paradero y la suerte de sus seres queridos hasta hace pocos años. Otra parte murió sin conocerlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde el Centro del Conocimiento de Fundación EDE y en colaboración con Bakeola se ha puesto en marcha un proyecto de investigación de memoria histórica sobre las víctimas vascas deportadas a campos de concentración nazis y sus familiares. El proyecto pretende ser un acto de reparación y un reconocimiento a los y las vascas que fueron deportados a campos nazis, un ejercicio de recuperación y mantenimiento de su recuerdo.

Para ello, se apuesta por el Crowdfunding, que consiste en la microfinanciación y colaboración colectiva. Se trata de crear una red para conseguir dinero u otros recursos (servicios, infraestructuras, micro tareas, etc.). Todo ello a través de Goteo Euskadi, una red social para cofinanciar y colaborar con proyectos innovadores que fomentan el procomún, el conocimiento libre y/o el código abierto.

El proyecto estará subido en la red de Goteo Euskadi durante los próximos 40 días, en los que se deberá alcanzar el objetivo mínimo de recaudación económica establecida.

Más información en: http://euskadi.goteo.org/project/euskal_memoriala?lang=es

30 AÑOS TRABAJANDO POR LA PAZ

La trayectoria de la Fundación EDE en el ámbito de la Educación en la Noviolencia, viene marcada por la creación en el año 1.983 de “Ahimsa Lan Taldea” (Departamento de Educación y Noviolencia).

Poco a poco se fue haciendo pensamiento, elaborando materiales, impartiendo cursos, etc. Se participó en distintos encuentros y se entró en relación con entidades que también trabajaban en este ámbito.

En el 2003, surge Bakeola, como Centro para la Mediación y Regulación de Conflictos, cuya pretensión fue estructurar y dar continuidad al trabajo que, desde hacía veinte años, venía desarrollando Ahimsa Lan Taldea – Departamento de Educación y Noviolencia.

30 años de trabajo por la paz…

BAKEA (la paz)… Pero no cualquier paz, sino aquella que se forja (OLA) con la implicación de todas y todos, poco a poco, trabajosamente, de manera cercana.

Con el nombre de Bakeola, se trata de evocar el trabajo prácticamente artesanal, siempre lento, paciente y casi siempre difícil que supone educar para la paz.

Esta idea, la de la forja, evoca las formas y maneras de trabajar de las ferrerías que poblaban nuestros ríos y montes, y más tarde las ciudades en forma de fábricas y altos hornos, y que pusieron, en gran parte, las bases de lo que hoy somos.

Al igual que los productos de las ferrerías, la paz por la que trabaja este centro se caracteriza por su solidez, su cercanía y su uso cotidiano.

En mayo del año pasado murió Ricardo Calle, fundador de Ahimsa Lan Taldea, y coordinador de este equipo a lo largo de más de veinte años en el seno de la Fundación EDE.

Sirva este texto de agradecimiento a Ricardo por todas las reuniones a horas intempestivas, cafés, cursos, fines de semana y debates que nos regalaste. Nuestro reconocimiento y el compromiso activo de continuar la senda de noviolencia y educación para la paz que iniciaste.