Secretaría General de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco

View this document on Scribd

View this document on Scribd

View this document on Scribd

View this document on Scribd

View this document on Scribd

View this document on Scribd

Anuncios

Bakeaz Blai: Programa Pedagógico con Víctimas Educadoras (Bakeaz Blai: Pegagogic Program with Victims as Educators)

Este programa pedagógico es una experiencia piloto realizada con un grupo de personas jóvenes del País Vasco que contó con la participación de víctimas educadoras. Ha tenido como pretensión generar espacios de acogida y empatía e incorporar herramientas para la mejora de la convivencia cotidiana, sobre los pilares de la educación para la paz y los derechos humanos.
Este programa se ha desarrollado en el marco de un entorno pedagógico protector y alejado de los focos de la confrontación partidaria.Bakeaz blai ha aprovechado el recurso pedagógico que supone el potencial constructor de paz de las víctimas educadoras, así como la transformación del dolor de una pérdida en la búsqueda y compromiso con la justicia social. Por otro lado, esta experiencia ha posibilitado hablar de la violencia en nuestra tierra y sus consecuencias. En definitiva, ha tocado la herida para ayudar a cerrarla.
English Abstract: This pedagogic programme is a pilot experiment performed with a group of young people who counted on the collaboration of educator-victims. The goal was to create welcoming spaces full of empathy and also to incorporate tools to improve daily coexistence; all settled on the pillars of education for peace and human rights. This programme has been developed in the framework of a protective pedagogic environment and far from the confrontation of the political parties.

Bakeaz blai took advantage of the pedagogic resource that means the peace building potential of educator-victims as well as the transformation of the pain of a loss in the search and compromise with social justice. On the other side, this experience made possible to talk about violence and its consequences in our land. In conclusion, it touched the wound to help healing it.

Note: Downloadable document is in Spanish. http://ssrn.com/abstract=2368140

Number of Pages in PDF File: 25

Keywords: Educator-victims, politically motivated violence, terrorism, human rights, education, Víctimas educadoras, violencia de motivación política, terrorismo, derechos humanos, educación

Accepted Paper Series


Ruiz, Gorka and Salazar, Rocío, Bakeaz Blai: Programa Pedagógico con Víctimas Educadoras (Bakeaz Blai: Pegagogic Program with Victims as Educators) (December 16, 2013).

Oñati Socio-Legal Series, Vol. 4, No. 3, 2014. Available at SSRN: http://ssrn.com/abstract=2368140

 

Vencedoras y vencidas

Foto gesto x gorka
Miembros de Gesto por la Paz reclaman en 1996 en la playa de Zarautz, custodiados por la Ertzaintza ante la amenaza de una concentración contraprogramada por grupos abertzales, la liberación del funcionario de prisiones secuestrado por ETA José Antonio Ortega Lara. Foto: Luis Alberto García (El País)

Al contemplar esta imagen, son varios los retos que se plantean necesarios superar para reconstruir el tejido social y la convivencia en el País Vasco.

Un país en el que hemos sido capaces de vivir de manera cotidiana con la escena en la que unas personas reclamaban la libertad de un secuestrado y se veían enfrentadas a otras personas que reclamaban la libertad de Euskal Herria. Y en medio, la Ertzaintza, la policía autonómica garantizando la libertad de expresión y manifestación. Una imagen que simboliza la esquizofrenia en estado puro.

Un año antes, en mayo de 1995, la Ertzaintza cargaba brutalmente contra los familiares de Lasa y Zabala cuando intentaban hacerse cargo de los féretros de los dos jóvenes asesinados hacía 12 años por los GAL. Otra imagen dolorosa y dantesca.

Para poder dar lugar a estas realidades vividas, necesitamos que algunas ideas resulten vencedoras y otras vencidas.

A razón del conflicto político e identitario, que continúa hoy en las sociedades vasca y española, se ha matado, extorsionado, secuestrado, coaccionado, torturado… En nombre del pueblo vasco, del pueblo español y en nombre de la democracia. Estas razones y realidades explican lo sucedido pero no son argumento suficiente para justificar la existencia e inevitabilidad del uso de la violencia. Algunas personas y colectivos decidieron no utilizarla. Son el mejor ejemplo de que era posible hacerlo de otra manera.

No fueron tantas las personas que entendieron que la violencia era un sinsentido, que no tenía justificación posible. Menos aún las que se posicionaron públicamente frente a ella. Esta realidad fue minoritaria. De modo mayoritario nos dejamos llevar por la corriente del “algo habrá hecho”, “le va en el sueldo” o “si se ha metido ahí, que se atenga a las consecuencias”.

Otras decidimos situarnos en un lugar que considerábamos “neutral”, a medio camino entre las partes protagonistas principales de toda esta historia. Ahora muchos sentimos que nos equivocamos. Quisimos ser espectadores, probablemente para no ser atrapados por la violencia y sentirnos así, salvados. El miedo, la vergüenza y la culpa son algunos de los pilares que sustentaron aquella sinrazón. Fue un error y un horror. Fueron muchos los errores que cometimos y los horrores en los que participamos.

Ahora nos encontramos en otro momento, en un tiempo nuevo. Un tiempo de oportunidad y esperanza para construir un futuro, un presente, en el que le demos lugar a todo aquello. En estos años tenemos una ocasión de oro, para poder mirar juntos hacia atrás y reconocernos en nuestras propias historias de presencia y ausencia.

Necesitamos que resulten vencidas las actitudes que buscan justificar la violencia y el terror, la deshumanización y falta de empatía hacia el dolor ajeno. Necesitamos superar el silencio y la parálisis social que hemos aprendido a lo largo de estos años. Necesitamos desterrar la utilización partidaria del sufrimiento y el corporativismo sobre los derechos humanos.

Anhelamos que las ideas vencedoras sean la vida y la dignidad de las personas frente a cualquier lucha o reivindicación. Que ante la existencia de un conflicto político el uso de la violencia sea radicalmente descartado. Que las personas, organizaciones e instituciones de este país trabajemos por la garantía de derechos para todas las personas. Que garanticemos el reconocimiento social a las personas que han sufrido de manera más directa la violencia, las víctimas, y que miremos de frente los sufrimientos injustos y las vulneraciones producidas. Son senderos por los que debemos transitar para construir un futuro de convivencia sobre unas bases mínimas de dignidad, personal y social.

Un horizonte que se concreta en una sociedad conciliada y reconciliada con nuestro pasado reciente. Una sociedad capaz de reconocerse y responsabilizarse del dolor causado, de sentir el dolor de “los otros”. Una sociedad preparada y dispuesta a pedir perdón por los errores cometidos.

Y sí, necesitamos el perdón. Un perdón que nace de las entrañas de la persona, y su efecto transciende de la esfera de lo personal, proyectándose socialmente cual onda expansiva de humanidad. Lo necesitamos para cuidar nuestras heridas con la fuerza sanadora y reparadora de quien lo pide. Para sentir y compartir la liberación de quienes lo otorgan.

Evocando a Eduardo Galeano, tenemos el reto de construir una memoria social para que dentro de 20 o 30 años… “cuando miremos la cicatriz, y recordemos, no nos duela”.

Gorka Ruiz y Rocío Salazar, Bakeola (Centro para la mediación y regulación de conflictos de EDE taldea)


Paz en construcciónUn espacio de reflexión y debate sobre la necesidad de generar condiciones de paz en un mundo azotado por la violencia y la injusticia. El blog será coral, nutrido por colaboraciones de varias personas vinculadas a los centros de investigación, ONG y movimientos sociales por la paz de todo el Estado.

Es la hora de la política y la sociedad civil

Ya vale. Que ETA quiera ocupar el espacio es normal, que lo ocupe ya no lo es tanto, y que se le deje ocuparlo, eso sí que no.

Con todo el respeto a quienes están empujando para que el final de ETA y su acción terrorista sea definitivo , creo que es momento de poner los focos sobre quienes tenemos responsabilidad sobre el presente y el futuro de nuestras vidas: la política y la sociedad civil.

De ETA no espero nada, tan sólo que desaparezca de nuestras vidas. No considero que sea un agente e interlocutor legitimado para establecer la agenda, ni los pasos del camino que tenemos que recorrer como sociedad.

De los partidos políticos, las instituciones públicas y de la sociedad civil sí que espero cosas. Espero…

  • Que los partidos políticos tomen las riendas del proceso, en el País Vasco y en España. Verdad, justicia, reparación y compromiso de no repetición. Abordaje integral de la violencia, todas sus consecuencias (víctimas, vulneraciones, sufrimientos, etc.)  y el conflicto político-identitario no resuelto.
  • Que las instituciones públicas (Gobierno de España, Gobierno Vasco, Diputaciones y Ayuntamientos) se pongan manos a la obra para responder a las necesidades de reconstrucción del tejido social que ha provocado el conflicto político y la violencia a lo largo de estos años. Políticas públicas que den soporte al trabajo y acuerdo de los partidos políticos y sus cargos electos, que para eso les hemos legitimado democráticamente.
  • Que la sociedad civil nos activemos para hablar de lo que hemos vivido y protagonizado, que nos reconozcamos y reconozcamos al “otro” en esta etapa negra de nuestra historia… y que construyamos un “nunca más” sobre unas bases sólidas. Memoria social y convivencia.
Red de iniciativas de paz desde la base (Colombia)
Red de iniciativas de paz desde la base (Colombia)

Despertemos de esta “ensoñación” en la que está envuelto “el conflicto y el proceso de paz”. Hagamos un auténtico proceso de paz, desde la base.

#Biktimintegia (ponencias, vídeos e imágenes)

Desde Bakeola queremos agradecer el interés y la participación en el seminario Biktimintegia “La contribución educativa y social de las víctimas de la violencia y el terrorismo a la reconciliación” que organizamos la semana pasada.
Aprovechamos para compartir contigo los materiales, presentaciones y dibujos que de allí salieron. Pinchando en este enlace www.bakekultura.eu/biktimintegia/ponencias puedes acceder a:
  • Las ponencias y las experiencias presentadas.
  • Los videos de las ponencias y las experiencias.
  • El graphic recording de Pernan Goñi.
  • Una galería de fotografías.
Os agradecemos un vez más el interés mostrado y esperamos poder encontrarnos.
Un abrazo,
Rocío Salazar, Gorka Ruiz y el equipo de Bakeola

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Graphic recording” elaborado por Pernan Goñi durante las jornadas

Sugerencias generales

Todas las víctimas de violaciones graves de derechos humanos tienen derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación. En consecuencia, los autores de este Informe aconsejan:

  1. Al conjunto de las instituciones públicas, cumplir las recomendaciones formuladas por los organismos oficiales internacionales de monitoreo de los derechos humanos.
  2. A las instituciones públicas, organizaciones cívicas y a la sociedad civil respetar, promover y defender el conjunto de los derechos humanos como bloque indivisible y corazón del Estado de Derecho y realizar una lectura autocrítica y responsable del pasado, con una mirada preferencial a las víctimas, sobre todo a aquéllas cuya vida fue segada injustamente.
  3. A los partidos políticos vascos, preservar las políticas públicas de derechos humanos y de acompañamiento a las víctimas al margen de la lucha partidaria. Así evitarán una mayor victimización y podrán ejercer su liderazgo en la construcción de la paz y la reconciliación.

Recuerdan en Algorta a Xabier Galdeano, muerto a manos del GAL hace 28 años

Un centenar de personas se ha reunido en la plaza Telletxe del Algorta para rendir homenaje a Xabier Galdeano, uno de los fundadores y exdirectivo del diario ‘Egin’, muerto a mans del GAL el 30 de marzo de 1985.

NAIZ.INFO|BILBO|05/04/2013
20130405_galdeano

Homenaje a Xabier Galdeano en Algorta. (ARGAZKI PRESS)

Con motivo del 28 aniversario de su muerte a tiros en Donibane Lohizune, un centenar de personas se ha dado cita para brindarle un sencillo homenaje.

En el acto ha cantado un bertsolari local y unos dantzaris han bailado un aurresku de honor.

Por otro lado, en la habitual concentración de los viernes celebrada en Sopelana también han recordado la figura de Galdeano.

(noticia publicada en Naiz.info)