Vencedoras y vencidas

Foto gesto x gorka
Miembros de Gesto por la Paz reclaman en 1996 en la playa de Zarautz, custodiados por la Ertzaintza ante la amenaza de una concentración contraprogramada por grupos abertzales, la liberación del funcionario de prisiones secuestrado por ETA José Antonio Ortega Lara. Foto: Luis Alberto García (El País)

Al contemplar esta imagen, son varios los retos que se plantean necesarios superar para reconstruir el tejido social y la convivencia en el País Vasco.

Un país en el que hemos sido capaces de vivir de manera cotidiana con la escena en la que unas personas reclamaban la libertad de un secuestrado y se veían enfrentadas a otras personas que reclamaban la libertad de Euskal Herria. Y en medio, la Ertzaintza, la policía autonómica garantizando la libertad de expresión y manifestación. Una imagen que simboliza la esquizofrenia en estado puro.

Un año antes, en mayo de 1995, la Ertzaintza cargaba brutalmente contra los familiares de Lasa y Zabala cuando intentaban hacerse cargo de los féretros de los dos jóvenes asesinados hacía 12 años por los GAL. Otra imagen dolorosa y dantesca.

Para poder dar lugar a estas realidades vividas, necesitamos que algunas ideas resulten vencedoras y otras vencidas.

A razón del conflicto político e identitario, que continúa hoy en las sociedades vasca y española, se ha matado, extorsionado, secuestrado, coaccionado, torturado… En nombre del pueblo vasco, del pueblo español y en nombre de la democracia. Estas razones y realidades explican lo sucedido pero no son argumento suficiente para justificar la existencia e inevitabilidad del uso de la violencia. Algunas personas y colectivos decidieron no utilizarla. Son el mejor ejemplo de que era posible hacerlo de otra manera.

No fueron tantas las personas que entendieron que la violencia era un sinsentido, que no tenía justificación posible. Menos aún las que se posicionaron públicamente frente a ella. Esta realidad fue minoritaria. De modo mayoritario nos dejamos llevar por la corriente del “algo habrá hecho”, “le va en el sueldo” o “si se ha metido ahí, que se atenga a las consecuencias”.

Otras decidimos situarnos en un lugar que considerábamos “neutral”, a medio camino entre las partes protagonistas principales de toda esta historia. Ahora muchos sentimos que nos equivocamos. Quisimos ser espectadores, probablemente para no ser atrapados por la violencia y sentirnos así, salvados. El miedo, la vergüenza y la culpa son algunos de los pilares que sustentaron aquella sinrazón. Fue un error y un horror. Fueron muchos los errores que cometimos y los horrores en los que participamos.

Ahora nos encontramos en otro momento, en un tiempo nuevo. Un tiempo de oportunidad y esperanza para construir un futuro, un presente, en el que le demos lugar a todo aquello. En estos años tenemos una ocasión de oro, para poder mirar juntos hacia atrás y reconocernos en nuestras propias historias de presencia y ausencia.

Necesitamos que resulten vencidas las actitudes que buscan justificar la violencia y el terror, la deshumanización y falta de empatía hacia el dolor ajeno. Necesitamos superar el silencio y la parálisis social que hemos aprendido a lo largo de estos años. Necesitamos desterrar la utilización partidaria del sufrimiento y el corporativismo sobre los derechos humanos.

Anhelamos que las ideas vencedoras sean la vida y la dignidad de las personas frente a cualquier lucha o reivindicación. Que ante la existencia de un conflicto político el uso de la violencia sea radicalmente descartado. Que las personas, organizaciones e instituciones de este país trabajemos por la garantía de derechos para todas las personas. Que garanticemos el reconocimiento social a las personas que han sufrido de manera más directa la violencia, las víctimas, y que miremos de frente los sufrimientos injustos y las vulneraciones producidas. Son senderos por los que debemos transitar para construir un futuro de convivencia sobre unas bases mínimas de dignidad, personal y social.

Un horizonte que se concreta en una sociedad conciliada y reconciliada con nuestro pasado reciente. Una sociedad capaz de reconocerse y responsabilizarse del dolor causado, de sentir el dolor de “los otros”. Una sociedad preparada y dispuesta a pedir perdón por los errores cometidos.

Y sí, necesitamos el perdón. Un perdón que nace de las entrañas de la persona, y su efecto transciende de la esfera de lo personal, proyectándose socialmente cual onda expansiva de humanidad. Lo necesitamos para cuidar nuestras heridas con la fuerza sanadora y reparadora de quien lo pide. Para sentir y compartir la liberación de quienes lo otorgan.

Evocando a Eduardo Galeano, tenemos el reto de construir una memoria social para que dentro de 20 o 30 años… “cuando miremos la cicatriz, y recordemos, no nos duela”.

Gorka Ruiz y Rocío Salazar, Bakeola (Centro para la mediación y regulación de conflictos de EDE taldea)


Paz en construcciónUn espacio de reflexión y debate sobre la necesidad de generar condiciones de paz en un mundo azotado por la violencia y la injusticia. El blog será coral, nutrido por colaboraciones de varias personas vinculadas a los centros de investigación, ONG y movimientos sociales por la paz de todo el Estado.

#Biktimintegia (ponencias, vídeos e imágenes)

Desde Bakeola queremos agradecer el interés y la participación en el seminario Biktimintegia “La contribución educativa y social de las víctimas de la violencia y el terrorismo a la reconciliación” que organizamos la semana pasada.
Aprovechamos para compartir contigo los materiales, presentaciones y dibujos que de allí salieron. Pinchando en este enlace www.bakekultura.eu/biktimintegia/ponencias puedes acceder a:
  • Las ponencias y las experiencias presentadas.
  • Los videos de las ponencias y las experiencias.
  • El graphic recording de Pernan Goñi.
  • Una galería de fotografías.
Os agradecemos un vez más el interés mostrado y esperamos poder encontrarnos.
Un abrazo,
Rocío Salazar, Gorka Ruiz y el equipo de Bakeola

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Graphic recording” elaborado por Pernan Goñi durante las jornadas

La contribución educativa y social de las víctimas

Este pasado lunes y martes, organizamos desde Bakeola un seminario que llevaba por título BIKTImintegia: La contribución educativa y social de las víctimas de la violencia y el terrorismo a la reconciliación. 

Han sido muchas las reseñas de los medios que han recogido lo allí acontecido. Aunque mejor dicho, parte de lo allí acontecido. Recopilo algunas de ellas:

Y para terminar, una entrevista en Onda Vasca con Javier Vizcaino:

Hilbeltza (mes negro): febrero de 1981

CRONOLOGÍA
 29 de enero
Dimite el presidente Adolfo Suárez . Ese mismo día ETA m secuestra al ingeniero jefe de la Central Nuclear de Lemoniz (Bizkaia), José Mª Ryan. El plazo dado para atender sus reivindicaciones expira el 6 de febrero.
 3 de febrero
Los reyes de España llegan por primera vez al País Vasco en viaje oficial.
 4 de febrero
Los reyes de España visitan la Casa de Juntas de Gernika siendo increpados por el grupo parlamentario de Herri Batasuna.Ese mismo día, Joxe Arregi, miembro del Comando Madrid de ETA m, es detenido en Madrid y comienzan los interrogatorios en los calabozos.
 5 de febrero
Grandes manifestaciones en Euskadi exigiendo la libertad de José Mª Ryan.
 6 de febrero
Después de ocho días secuestrado aparece el cadáver de José Mª Ryan en Zaratamo (Bizkaia).
 7 de febrero
Expresiones de condolencia y rechazo tras la muerte de Ryan. El diario DEIA usa por primera vez la palabra “asesinato” para referirse a una acción de ETA.Se celebra en la iglesia de San Vicente de Abando el funeral tras la muerte de José Mª Ryan.
 9 de febrero
Huelga general y multitudinaria manifestación en Bilbao en homenaje a José Mª Ryan.
 10 de febrero
Iberduero paraliza temporalmente las obras de la Central Nuclear de Lemoniz (Bizkaia).
 12 de febrero
El Parlamento Vasco requiere a Iberduero la reanudación de las obras.Joxe Arregi es trasladado al Hospital Penitenciario de Carabanchel.
 13 de febrero
Joxe Arregi muere a causa de las torturas recibidas.Tres presos políticos en Carabanchel escriben una carta denunciando las torturas recibidas por Joxe Arregi y sus últimos momentos de vida.El parlamento vasco suspende su actividad como consecuencia de la muerte de Arregi.
 14 de febrero
Convocatoria de sindicatos y partidos políticos para celebrar una huelga general y una manifestación de repulsa por la muerte de Joxe Arregi.
 15 de febrero
El diario EGIN publica en portada la carta escrita por los presos políticos de Carabanchel.
 16 de febrero
Funeral de Joxe Arregi.
 20 de febrero
Madrid. Calvo Sotelo no consigue la mayoría absoluta en primera vuelta para ser investido presidente del gobierno español.ETA pm secuestra a los cónsules honorarios de Austria, Uruguay y el Salvador.
 22 de febrero
Euskadiko Ezkerra partido que apoya a ETA pm pide el alto el fuego a las dos ramas de ETA, tanto político militar como militar, en su congreso celebrado en Leioa (Bizkaia).
 23 de febrero
Madrid. Se repite la votación de investidura del candidato Calvo Sotelo. Intento de golpe de estado. El teniente coronel Antonio Tejero irrumpe en el Congreso de los Diputados.
 24 de febrero
Madrid. Mensaje del Rey rechazando el golpe de estado.
 25 de febrero
Madrid. Sesión de investidura del nuevo presidente Leopoldo Calvo Sotelo.
 27 de febrero
Grandes manifestaciones a favor de la democracia.
 28 de febrero
Declaración de tregua por parte de Eta pm y puesta en libertad de los tres cónsules secuestrados.

Fuentehttp://hilbeltza.k2000.com/esp/cronologia.html (una producción de K 2000 y ETB)

Otras referencia de aquel mes de febrero de 1981 viene recogida en este artículo Treinta años del febrero más convulso del diario El Pais.

A modo de ucronía, ¿cómo hubieran sido estos 32 años si alguno de estos acontecimiento hubieran sucedido de forma diferente a como ocurrieron en realidad?

 

El puente de La Salve, base para un mural ciudadano

La Salve

El próximo miércoles 30 de enero, entre las 11.00 y las 18.00 horas, se desarrollará en Bilbao una actividad de expresión y participación ciudadana, que consistirá en la expresión libre y abierta de la ciudadanía en relación a la convivencia en el País Vasco.

Las expresiones y reflexiones que se plasmen formarán parte del mural que será colocado sobre la pared interior del puente de La Salve en Bilbao, entre Campo Volantín y la Avenida de las Universidades. Las personas que se acerquen tendrán la posibilidad de pintar sobre telas que posteriormente se entretejerán con el mural que cubrirá la pared interna del puente.

El mural, de casi 1000 metros cuadrados, explorará la idea de la libertad de expresión, la necesidad de hablar que todos y todas tenemos, y la apertura hacia el otro. El proyecto se basa en un proceso creativo que reflexiona en torno a valores para la paz en Euskadi: memoria, futuro, diversidad, entendimiento, pluralidad, empatía, tolerancia y convivencia.

Esta iniciativa, organizada por Muralismo Público en colaboración con Bakeola y el Ayuntamiento de Bilbao, se desarrolla en el marco del día 30 de enero, en el que se celebra el Día Escolar de la Noviolencia y la Paz (DENIP), en el que se conmemora la muerte de Mahatma Gandhi, líder pacifista de la India, asesinado a tiros por un fanático hinduista en 1948.

Más informaciónhttp://dianoviolencia.org/

Glencree, una auténtica experiencia de reconocimiento

Ayer se emitió el documental sobre la experiencia Glencree vivida, a lo largo de los últimos 5 años, por un grupo de personas víctimas de ETA, los GAL, el BVE y de abusos policiales:

En el mes de junio se presentaba en público y escribía este post: escucha, empatía y reconocimiento. Terminaban su relato con una invitación a la sociedad:

Queremos invitar a la sociedad en su conjunto, a sus asociaciones e instituciones, a los ciudadanos individualmente, a realizar su propia revisión autocrítica del pasado mediante un compromiso con la verdad y con la justicia. Sanar las heridas obliga a un proceso que no está exento de tensiones o conflictos. Nosotros los hemos vivido tal vez como nadie. Pero esperamos que esta experiencia que hemos compartido anime a otros y a otras a emprender o a seguir el camino que nosotros hemos recorrido juntos.

Que como sociedad vasca sepamos estar a vuestra altura. Gracias otra vez!