Lágrimas

Desde el jueves ha habido muchas lágrimas, lágrimas de emoción, de esperanza, de desahogo, de recuerdo, de libertad, de alivio, de rabia, de alegría, de esperanza…

 

 

Personalmente, me he acordado de muchas personas que han sufrido y trabajado por llegar hasta aquí.

También de las personas que ya no están y con las que no hemos podido compartir este momento histórico.

Mucha emoción y lágrimas de reconocimiento y solidaridad hacia todas las personas que más han sufrido en sus propias carnes el zarpazo de la violencia.

Ahora, compartimos sensaciones de alivio, de libertad, de esperanza…

Hace poco, una persona me demandaba este reconocimiento en público, aquí esta.

En mis lágrimas también estabas tú y los tuyos.

Un fuerte abrazo

 

Un camino iniciado por Gesto por la Paz…culminado por Lokarri…eskerrik asko!!!

Varios movimientos como Bakearen etxea, el MOC, personas objetoras e insumisas, la Asamblea Noviolencia de Euskadi, Artesanos de Paz, parroquias y cristianos de base…iniciaron un camino que, junto a la sociedad vasca, han materializado instituciones y movimientos sociales:

Gesto por la Paz (1986)

Gesto por la Paz
Gesto por la Paz

Elkarri (1992)

Elkarri
Elkarri

Lokarri (2006)

Lokarri
Lokarri

Sin vuestro existencia, trabajo y compromiso…no estaríamos disfrutando de este momento. Ya era hora de vivir en paz.

El camino que habéis trazado tiene un valor incalculable y la aportación que habéis realizado a esta sociedad ha sido inmensa. Nunca lo habéis tenido fácil, pero habéis llevado como bandera los valores supremos de la vida y los derechos humanos para todas las personas con tenacidad e insistencialismo.

No hay duda que este es un final, pero sobre todo es el inicio de un camino, una nueva situación que nos permite abordar las paces, el reconocimiento y la reparación del daño causado, los procesos, el futuro, la convivencia y la reconciliación social. Ah, y también las cuestiones políticas, sin violencia.

Es un momento de profundas emociones y sólo me sale decir gracias!!! zorionak eta eskerrik asko!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Víctimas educadoras y constructoras de paz

El lunes fue un día importante para la paz, y no lo digo tanto por la Conferencia de Paz, que también. No quiero desviar la atención de la Conferencia y las conclusiones de la misma, pero hoy no quiero hablar de ello.

Quiero compartir las 7 horas que tuve la ocasión de pasar con Pedro Mari Baglietto, hermano de Ramón, asesinado por ETA allá por mayo de 1980.

Pedro Mari Baglietto
Pedro Mari Baglietto

Una persona, una víctima, que habla desde su compromiso con la noviolencia, la no venganza, la convivencia y la confrontación democrática de todas las ideas y proyectos políticos.

Una víctima que ha tenido la capacidad de perdonar, pero no pide ni exige ese perdón…ni a otras víctimas ni a las personas que mataron a su hermano. Pedro Mari lo ha concedido libre y voluntariamente.

Este punto al que ha llegado él, no lo plantea como un listón para todas y cada una de las víctimas. Sería injusto. Tan injusto como meter a todas ellas en un mismo saco.

Por desgracia son muchas la víctimas y, afortunadamente, son diversos sus planteamientos personales, y también los corporativos. No todas las víctimas son iguales, y mucho menos piensan lo mismo.

Pedro Mari es una de esas víctimas educadoras que atesoran un potencial constructor de paz inabarcable. Su talla moral (o ética, si se prefiere este término) colocándose en un plano prepartidista hace que su testimonio de vida impacte en lo más profundo de las tripas.

Como él mismo dice, cada vez que tiene un encuentro de este tipo, se produce una pequeña reparación del sufrimiento generado por el asesinato de su hermano. Una herida personal y social que se va curando, poco a poco, paso a paso.

Al igual que la experiencia vivida con las víctimas  del 11M en 2008, la del lunes fue igualmente una experiencia profunda, potente, tranformadora, emocionante y sanadora.

Museo de la Paz de Gernika

En la sala de la reconciliación del Museo de la Paz de Gernika aparece grabado renunciar a olvidar, renunciar a la venganza…un impresionante camino de verdad, justicia, memoria y reparación…que Pedro Mari inició hace ya tiempo.

Agendas para la paz

Pensaba en titular este post “una agenda para la paz”, pero creo que es mucho más acertado hablar de “agendas”

Hace unos meses escribía sobre la importancia de que los diferentes agentes implicados fueramos “consistentes para la paz“. Sin duda estamos en unos momentos en los que se requiere dibujar caminos, completar nuestras agendas con cuestiones varias:

  • el reconocimiento y la reparación del daño causado (memoria, verdad y justicia)
  • el compromiso de que no se volverá a repetir,
  • los relatos sobre lo sucedido,
  • la paz y la normalización política,
  • la reconciliación social y la convivencia futura.

No debemos de dejar todas estas cuestiones exclusivamente en manos de gobiernos, partidos políticos y medios de comunicación, desde la ciudadanía y agentes sociales tenemos mucho que decir y aportar.

Está en nuestras manos, en nuestras agendas, sentar los cimientos para que las futuras generaciones puedan echar la vista atrás y reconocer con dignidad estas páginas dolorosas de nuestra historia.